Únase

Mantengase informado

  Sólo quiero emails en español

in English

Dile al Presidente y al Congreso EE.UU.: ¡Apoyen a las familias puertorriqueñas, no a los financieros de Wall Street!

Posted June 9, 2016 by Elisa Batista

Una maravillosa y hermosa comunidad de EE.UU.—Puerto Rico—se enfrenta a un colapso financiero, en el que las mujeres, niños y familias correrán el mayor riesgo. Para comprender lo que sucede, llamé a un par de familiares que viven allí.

Lo que me dijeron fue inquietante.

Mi prima, Sandra Castro, me dijo que sabía que algo muy malo estaba pasando cuando fue operada de un tumor cerebral en enero y poco después, las enfermeras y doctores comenzaron a emigrar a Estados Unidos en masa. No estaban recibiendo su salario.

Otra prima, Mildred Merced, describió una imagen muy sombría de la vida de los niños en la isla. Más del 80% de los niños en Puerto Rico viven en áreas de alta pobreza. A uno de los grupos más vulnerables, los padres de crianza ("foster parents"), no se les está pagando. Los terapeutas y proveedores de atención infantil que trabajan con niños con necesidades especiales han cerrado sus puertas o se han marchado a Estados Unidos. Incluso conoce a una madre de familia que recientemente trató de renunciar a uno de los tres hijos de crianza bajo su cuidado debido a la falta de dinero. El estado no le había pagado en siete meses

"Nos ha impactado a todos", me dijo Mildred. "Pero los niños no pueden hacer nada al respecto".

Me dejó erizada. La situación en Puerto Rico es espantosa—es verdaderamente una crisis humanitaria—pero EXISTEN soluciones que podemos ayudar a promover, particularmente porque los puertorriqueños son nuestros compatriotas.

Por favor ayúdame a decirle al Congreso y a la Casa Blanca: ¡Necesitamos ACCIÓN INMEDIATA para permitir que Puerto Rico reestructure su deuda! 

¿Qué fue lo que produjo la crisis humanitaria en Puerto Rico? Es un problema que ha estado en aumento durante los últimos 10 años. Primero, los empleos lucrativos en la industria de la fabricación comenzaron a salir de la isla cuando expiraron ciertos créditos fiscales. Después, la crisis económica mundial hizo que la tasa de desempleo en Puerto Rico aumentara a 12,2%—más del doble de la tasa de 5% en la parte continental del país. 

Identificando una oportunidad, los fondos de alto riesgo ("hedge funds") comenzaron a prestar dinero a la isla, haciendo que Puerto Rico acumulara una deuda de $72 mil millones. Por cierto, la isla cuenta únicamente con 3,5 millones de habitantes. De acuerdo a un detallado informe del New York Times, estos fondos de alto riesgo mantienen hasta un tercio de la deuda de la isla, están entre los más lucrativos del país y han luchado contra las propuestas para permitir que Puerto Rico se declare en bancarrota. Esta conducta es indignante, poco ética e inmoral.

Por favor ayúdame a decirle al Congreso y a la Casa Blanca que ayuden a las familias puertorriqueñas—¡no a los buitres que administran los fondos de alto riesgo! 

Hablemos claro: el pueblo puertorriqueño no tiene la culpa de las prácticas predatorias de los administradores de los fondos de alto riesgo quienes apostaron contra la isla. Los trabajadores que quedan en la isla llevan sobre sus hombros la titánica responsabilidad de trabajar, pagar el impuesto de ventas más alto de la nación y sí, incluso proveer servicios como atención médica y educación gratis, mientras luchan por mantener a sus propias familias.

En lugar de hacerse responsable de sus actos, Wall Street quiere que los contribuyentes de EE.UU.—tu y yo—le tiendan la mano.

"La crisis económica ha traído problemas de salud y sociales", me dijo mi prima Sandra. "A dejar de pagar a la gente, ¿quién va a querer trabajar? Por amor que sea, necesitas dinero para vivir. Entonces se escucha que la gente se va a los Estados Unidos".

Mi prima Mildred dijo: "La gente se va llorando. No quieren irse. Es un lindo lugar y la gente es buena". 

Nadie debe ser arrancado de su hogar debido a avaricia de los demás. Tampoco debemos tener que pagar por la imprudencia de Wall Street. Por favor ayúdanos a decirle a la Casa Blanca y al Congreso que ayuden a las familias puertorriqueñas—¡no a los buitres que administran los fondos de alto riesgo!  

Por favor ayúdanos a educar al público para que sepan que una maravillosa y hermosa comunidad de EE.UU.—Puerto Rico—se enfrenta al colapso financiero y que las mujeres, niños y familias son quienes corren mayor peligro. ¡Distribuye esta petición y exhorta a otros para que nos apoyen! http://action.momsrising.org/sign/MamasConPoder_PuertoRico/

¡Gracias por todo lo que haces por todas nuestras familias!

P.D. ¡Únete a nuestro grupo en Facebook! Vete a https://www.facebook.com/groups/MamasConPoder/