Únase

Mantengase informado

  Sólo quiero emails en español

in English

¡192,000 niños ciudadanos de EE.UU. pueden ser separados de sus padres!

Posted January 8, 2018 by Xochitl Oseguera

El 8 de enero de 2018, la administración del presidente Trump, a través del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), eliminó el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) de más de 200,000 salvadoreños. Esto coloca a niños, mamás, papás, familias y a otras personas en una situación peligrosa. [1] Los beneficiarios del TPS perderán sus permisos de trabajo, la capacidad de asistir a la escuela, sus licencias de conducir y las protecciones para las que aplicaron y que les fueron concedidas bajo la ley.  Esto no solo afecta a los beneficiarios del TPS. Muchos de los beneficiarios del TPS viven en familias de “estatus mixto” y tienen más de 192,000 hijos que son ciudadanos de Estados Unidos. [2] [3] Al poner fin al TPS, los padres se verán obligados a decidir si deben separarse de sus hijos o llevarlos a países que todavía se están recuperando o que son peligrosos.

¡Es indignante!

Solicita al Congreso que tome medidas inmediatas para ayudar a que madres, padres, hijos y familias permanezcan unidos y proteger el estatus legal de 200,000 beneficiarios del TPS y sus 192,000 hijos que son ciudadanos de EE. UU.! [LINK]

Esto es estadounidense. Las palabras que aparecen en la base de la Estatua de la Libertad, dando la bienvenida a los “sacudidos por la tempestad” a nuestras costas, han definido a nuestro país de muchas formas.  Permitir que las personas apliquen para el TPS si algo catastrófico ocurre en su país de origen – como guerra, hambre, un desastre natural o una epidemia – forma parte de nuestra historia. Pero esta protección que puede salvar vidas está siendo eliminada, al igual que nuestra posición en el mundo como líderes de esperanza, libertad y prosperidad.El TPS ha sido desde hace mucho tiempo un estatus legal al que pueden aplicar las personas cuando su país de origen es devastado por la guerra, desastres naturales, hambre o epidemias. Los beneficiarios del TPS provienen de países como Haití, Honduras y Sudán del Sur. Han vivido en Estados Unidos un promedio de 19 años y son padres de 273,000 niños que son ciudadanos de EE.UU. [4] Como los beneficiarios del TPS no tienen un camino hacia la ciudadanía, regularmente pasan por un costoso y extenso proceso de renovación para poder mantener su estatus. Durante este tiempo, los beneficiarios del TPS han establecido familias, empresas, hogares y comunidades.

Solicita al Congreso que apruebe una legislación que mantenga unidos a los niños y mamás y que proteja a 192,000 inmigrantes de El Salvador que en la actualidad tienen estatus legal en EE.UU. porque sus países han sido devastados por desastres naturales como terremotos, huracanes, inundaciones y un aumento en la violencia. [LINK]

Eliminar el estatus TPS o permitir que expire, crea una situación caótica para cientos de miles de familias ya que muchas madres y padres perderán su derecho a permanecer en el país y se verán obligados a decidir si deben separar a sus familias o llevar a sus hijos, que son ciudadanos de EE.UU., de regreso a países peligrosos y devastados.  

Los beneficiarios del TPS son las mamás y papás de nuestros vecindarios. Son nuestros compañeros de trabajo, nuestros familiares y nuestros amigos. Forman parte del tejido de nuestra nación y ocupan un importante lugar en nuestra sociedad y nuestra economía. Construyen nuestra nación a través de empleos en construcción e infraestructura, son los doctores y proveedores de cuidados que nos ayudan a cuidar a nuestros hijos y a dar apoyo a nuestras comunidades de adultos mayores.  De hecho, si nuestra economía pierde a todos sus trabajadores TPS, en 10 años perderá $164 billones [5]

¡Hay que hacer algo urgentemente! La administración Trump ya puso fin al programa para Sudán, Nicaragua y Haití, ¡pero todavía podemos hacer algo para detenerlo! Podemos levantarnos y alzar nuestra voz para pedirle a los legisladores que aprueben una solución legislativa que renueve el estatus TPS de más de 300,000 inmigrantes beneficiarios del TPS que provienen de naciones a las que aún no es seguro regresar.

Cada voz que se alza para apoyar a las familias inmigrantes es importante y ayuda a hacer la diferencia. También asegura que nuestros funcionarios electos tomen medidas para proteger a las familias TPS. Con tu voz y tu apoyo, ¡somos una poderosa voz para TODAS las familias!