Únase

Mantengase informado

  Sólo quiero emails en español

in English

Ley de inmigración de Carolina del Norte puede afectar a 170.000 niños ciudadanos

Posted November 24, 2015 by Wendy Cervantes

WashingtonEl Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 318, conocido como la “Ley para la Protección de los Trabajadores de Carolina del Norte”, tiene el potencial de afectar a más de 170.000 niños ciudadanos estadounidenses que viven en el estado, indicaron NC Child y First Focus.

El análisis de la legislación y su impacto sobre los niños y familias de Carolina del Norte que llevó a cabo la organización, ¿Cómo afecta la HB 318 de Carolina del Norte a los niños?, plantea serias inquietudes acerca de la seguridad y bienestar de la creciente población de inmigrantes del estado e indica que el proyecto de ley puede afectar el acceso de los niños a servicios críticos, incluyendo educación.

El HB 318 fue promulgado por el Gobernador McCrory el 28 de octubre. La legislación restringe los tipos de identificación que se pueden usar para comprobar la identidad o residencia ante jueces, secretarios legales, magistrados, oficiales de policía y “otros oficiales del gobierno”. Afecta específicamente a los nuevos estadounidenses restringiendo el uso de formas comunes de identificación emitidas por los consulados extranjeros que usan los inmigrantes.

El análisis revela que la inclusión de la frase “otros oficiales del gobierno” es particularmente preocupante para los niños del estado que son ciudadanos de EE.UU. y que viven en familias de estatus mixto porque puede ser interpretado de manera general para incluir a educadores y otros proveedores de servicios. Sin identificación válida, los padres pueden tener problemas para inscribir a sus hijos en la escuela, obtener certificados de nacimiento y tener acceso a otros servicios críticos en nombre de sus hijos.

“Si el término 'oficial del gobierno' se aplica ampliamente de forma que incluya a administrativos escolares y trabajadores sociales, más de 170.000 niños que son ciudadanos de EE.UU. enfrentarían obstáculos adicionales para tener acceso a educación pública y servicios de salud básicos”, expresó Michelle Hughes, directora ejecutiva de NC Child. “Debemos hacer todo lo posible para hacer que sea más fácil, no más difícil, que todos los niños puedan crecer saludables y bien educados”. 

“Los  valores familiares son los valores de Estados Unidos y queremos que los legisladores tomen en cuenta el impacto que sus decisiones tendrán sobre los niños y sus padres. Pero los niños siguen siendo secundarios en políticas de inmigración como estas que los devalúan e ignoran lo que más les conviene”, dijo Bruce Lesley, presidente de First Focus. “El HB 318 de Carolina del Norte es un perfecto y horrible ejemplo de cómo una desacertada política puede tener terribles consecuencias sobre los derechos básicos de nuestros niños de obtener sus certificados de nacimiento, recibir una educación y tener acceso a atención médica. Sugerimos que los legisladores federales y estatales no le hagan daño a los niños siguiendo los pasos de Carolina del Norte”.

###

NC Child promueve políticas públicas que mejoran la vida de los niños de Carolina del Norte. Trabajamos en todo el estado para garantizar que todos los niños tengan salud, seguridad, buena educación y seguridad económica, promoviendo la participación de las comunidades e informando e influyendo sobre quienes toman las decisiones. Visite www.ncchild.org para más información.

First Focus es una organización de promoción bipartidista que se dedica a hacer que los niños y sus familias sean una prioridad en las políticas federales y decisiones presupuestarias. Para más información, visite www.firstfocus.org.